Estimulación prenatal (PARTE 3)

En esta ocasión quiero hablarles de la importancia de generar hábitos desde el vientre materno, puedes hacerlo desde varias perspectivas, por ejemplo, generar el hábito del sueño, también el de la lectura (como se habló en estimulación prenatal PARTE 2), e incluso hábitos alimenticios. Pero más allá de querer compartir esos contigo, quiero enfocarme en el tema espiritual y de conexión con el SER.

Pues bien, el bebé percibe tu rutina y así no tenga conciencia de ello más adelante, esa información queda grabada en su memoria y de alguna manera va a permitir forjar su carácter y su relación con el entorno, por tal razón, me ha parecido pertinente, generar desde el embarazo aquellos hábitos que deseo inculcar en la bebé una vez nazca, porque no puedo pretender empezar desde cero a partir de su nacimiento, con esto quiero decir que he preferido optar por cambiar pequeñas cositas en mi comportamiento y rutina, con el fin de que cuando llegue la bebé, yo ya tenga el hábito implantado y además, a ella se le haga más fácil percibir esa rutina con la que yo quiero criarla.

Por ejemplo, muchos padres quieren ver a sus hijos crecer en un ambiente de mucha actividad física o artística, que puedan desarrollar estas destrezas desde bien chiquitos, hay otros que también quieren que sus hijos se alimenten de forma adecuada, o lo más saludable posible, otros sueñan con que sus hijos no sean rebeldes o hagan mucha pataleta, hay otros que desean enseñar la oración o el respeto por la naturaleza, etc... para esos casos, NO ESPERES A QUE NAZCAN PARA INICIAR ESTE PROCESO, empieza durante la gestación para que, primero, seas su ejemplo y segundo, se les haga más fácil tanto a hijos como a padres.


Yo por mi parte, deseo que mi hija conecte con su espiritualidad bien rápido, por lo tanto, yo debo estar conectada, de esta manera, ella percibe todas las sensaciones que me genera la espiritualidad y además, una vez nazca, se conectará más fácil con esta rutina, entonces, cómo hacerlo?

-Oración mañanera y nocturna, que por lo general lo que hago es agradecimiento y entregar a Dios o ese ser superior, todas mis actividades.

- Hacer uso de los elementos, velitas o incienso (fuego) , los cristales (tierra)...

- Dedicar tiempos y espacios de relajación o meditación, estimulando los sentidos, con música, aceites esenciales, yo uso aceite de manzanilla de AZULI, (una marca Vallecaucana de una PsicoAstróloga de Cali) con el fin de generar una asociación mental de un aroma con la relajación, de esta manera, espero y aspiro que cuando la vea irritada, le pueda dar a oler la esencia y se calme un poco más.

- Cada que salgo de la casa, pido guía, ayuda y protección a los maestros y seres de luz.

- Hacer rituales de limpieza energética o de conexión con la luna o incluso el sol o en general, la naturaleza.

- Un hábito espiritual también resulta ser, honrar mi cuerpo, mi vida, mis proyectos, para esto repito mantras y trato de desbordar amor hacia mí.

-Honrar la vida de los otros, esto involucra, evitar hablar mal de los demás, mandar bendición, ser agradecido... bueno, hay muchas maneras.


Básicamente tú puedes ir construyendo desde ya, aquellos comportamientos que quieres ver en tu hijo-a, claramente esto no significa que ya lo moldeaste por completo y va a ser el hijo perfecto. Significa que tu ejemplo va a ser su modelo a seguir y que no puedes pretender criar a un niño-a de una manera con la cual tú no eres coherente.


Te recomiendo practicar esta terapia de estimulación prenatal con cualquier cosa, como dije al principio, desde el hábito de la buena alimentación hasta el del respeto.


16 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo