Los miedos se apoderan de mí, hoy suelto y confío.

Hoy decido fluir con mis miedos, porque sé que si lucho contra ellos, mas me atemorizo y menos paz voy a tener.

Hoy me permito sentir todos los miedos y saborearlos para luego soltar. Hoy me reconozco como una mujer sensible y a la vez capaz. Me fundo con la sabiduría divina y reconozco el poder que hay en mí y el poder que me rodea.


Esto sí que es una montaña rusa de emociones...todo empezó desde antes de saber que estoy embarazada... en el día 34 de mi ciclo , es decir, con retraso, ya tenía la preocupación de porqué un retraso si no había cambiado nada en comparación a otros meses, no había hecho nada diferente, por lo tanto, porqué habría de quedar embarazada ese mes? con la prueba de embarazo, el choque emocional más grande de mi vida... ese sí que fue un momento de brote de miedos, miedo a la reacción de mi familia, miedo al cambio de planes y cambio de rumbo en mi vida, miedo al dudar de mi capacidad como mujer y como madre. Más adelante fueron surgiendo otros, surgió el miedo a que sean más de un bebé (que lo dicen en la primera ecografía), miedo superado porque tengo solo unito en mi vientre... luego el miedo a que la salud del bebé esté comprometida o incluso que le llegue a pasar algo en el proceso de gestación, que lo llegue a perder, que me pase algo a mí y esto afecte al bebé, o que le pase algo a Santiago y yo quedar sola, ahora mis miedos son: a todo lo relacionado con el parto, me da temorrrr y no soporto escuchar hablar de eso... también está el tema de cómo haremos para financiar todos los gastos que se vienen, o incluso miedo a no poder educar al bebé como queremos y que de alguna manera nos veamos obligados a seguir los paradigmas educativos, en fin... tuve mis semanas de muchos miedos y aún surgen muchos. Pero ya hoy decido fluir con ellos, ir de la mano con ellos, desprenderme porque descubrí que todos son fruto de algún apego emocional. Hoy declaro que soy libre de apegos y me permito estar en armonía con Dios y con mi propósito divino. Mi alma ya sabe lo que necesita así que dejaré que me guíe hacia ello, sin preocupaciones.


Solo quiero decirte que si estás pasando por este mismo proceso de superación de miedos, hace parte del proceso, me parece algo totalmente natural y respetable, sin embargo, es hora de confiar y vivir el proceso sin apegos.


Aquí te dejo una oración para conectarte con tu sabiduría interior y que se te facilite soltar, confiar y fluir.


Soy por que he elegido ser,

soy el conjunto de las mas bonitas vibraciones,

soy energía divina,

soy principio puro y potencialidad pura.


Confío en la sabiduría de mi cuerpo,

confío en mi poder maternal,

confío en la conexión con mi alma,

confío en la conexión con el alma del bebé,


Suelto con amor todo apego,

suelto con amor mis miedos,

suelto con amor y recibo la paz.


Soy abundancia en salud, en amor, alegría,

dinero, paz y sabiduría.

Soy una con el todo y solo soy con lo divino.

Reconozco el poder de mi cuerpo,

reconozco la mujer que soy,


Gracias porque todo sucede en armonía.



29 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo